Tu peque también puede jugar con su bicicleta dentro de casa

Gaspar-cogiendo-su-bicicleta sin pedales

Le acabas de comprar a tu peque su primera bicicleta sin pedales Roda y está deseando salir al parque para poder jugar con ella, pero las condiciones climatológicas no acompañan y la verdad es que el frío y la lluvia hacen que sea imposible salir a dar una vuelta en bici. Te vamos a dar unos consejos que seguro que convencen a tu peque para que se quede jugando en casita con su bicicleta.

 

HACER LAS PRIMERAS CONDUCCIONES DE LA BICICLETA SIN PEDALES

Nuestra casa representa tanto para nosotros como para los niños un entorno protegido en el que nos sentimos seguros y cómodos. Este factor será muy importante a la hora de que el peque desarrolle confianza en sí mismo a la vez que fortalecerá la habilidad de conducir su juguete. Empezar a hacer pequeñas conducciones en línea recta de un extremo a otro del pasillo es una buena forma de iniciar sus primeras rodadas.

El tipo de suelo no es muy importante, las bicicletas infantiles Roda tienen neumáticos antideslizantes que se adaptan perfectamente a cualquier superficie. Puedes ver nuestro catálogo de bicis y comprobar su construcción.

No obstante, se aconseja que durante los primeros meses de utilización se intente realizar los primeros ejercicios sobre una superficie acolchada como puede ser encima de una moqueta o alfombra para paliar el miedo a caerse.

 

PRACTICAR LAS MANIOBRAS BÁSICAS DE CONDUCCIÓN

 

Laura-jugando-con-su-bicicletaCuando el tiempo no acompañe es una buena oportunidad aprovechar el momento de estar en casa para practicar las maniobra básicas que necesita un niño para montar su bicicleta de forma segura.

Nuestro hogar suele ser un espacio más reducido y anguloso y es perfecto para aprender a realizar giros y frenadas junto a pequeños ejercicios de equilibrio. Un ejercicio muy importante consiste en la realización de pequeños impulsos a la vez que levantan sus piernas del suelo apuntando con la punta de sus pies hacia el techo. Esta práctica trabaja muy bien el sentido del equilibrio y ayuda a que el niño gane confianza en la conducción.

Las bicicletas sin pedales se conducen con las manos pero sobretodo con los pies, es importante enseñar al niño a realizar los giros de más de 60º con la ayuda del apoyo de los pies en el suelo. A la hora de frenar también debemos enseñarlo a realizar la maniobra con la ayuda de los pies. Debemos recordar que estas bicicletas para niños tienen la función básica de trabajar la psicomotricidad de los peques es muy importante que el niño trabaje el control de su cuerpo y el espacio a partir del uso de sus piernas.

 

ANÍMALO A PERSONALIZAR SU BICI SIN PEDALES

Otra actividad que podemos realizar cuando estamos en casa, es la de personalizar su bicicleta adhiriendo algún adhesivo, cambiar los colores de las empuñaduras o agregar alguna luz al manillar. En esta práctica podemos aprovechar y relacionar la customización con elementos de seguridad como pueden ser adhesivos reflectantes en el cuerpo de la bici o incluso en el casco. Es una manera divertida de inducirlo y sensibilizarlo con la educación vial.

También es aconsejable permitirles inspeccionar y jugar con la mecánica básica de la bici como puede ser el ajuste de la altura del asiento. Podemos enseñarles a adoptar la postura correcta regulando la altura y habituarse a la utilización de las herramientas para modificar dicha altura.

Con estos ejercicios ayudaremos a que nuestro peque se familiarice con su bicicleta a la misma vez que inculcaremos un cariño y afecto especial por su nuevo juguete. Disfruta y siéntete orgulloso cuando veas lo gratificante que es para él ver como evoluciona en sus habilidades conductivas.