Regálale a tu peque los beneficios de las bicicletas sin pedales

El diseño de las bicicletas sin pedales Roda está enfocado en la mejora de la capacidad del niño para mantener el equilibrio y en el desarrollo sicomotriz que experimenta en la fase de aprendizaje. Los peques disfrutan jugando con sus bicicletas y los papis se alegran porque además de hacer feliz a su peque están ayudando a que su hijo desarrolle su capacidad física, tonificando poco a poco la musculatura del tronco inferior y brazos. Además ¡mantendrás a tu peque físicamente activo!...ideal para combatir el estrés y la hiperactividad.

portada de bicicleta sin pedales

Mostrando todos los resultados (8)


Antes de comprar una bicicleta sin pedales para niño

Posición y seguridad en la bicicleta sin pedales

posición correcta en bicicleta sin pedales

Es importante asegurarnos que los peques cuando se monten en sus bicicletas, la estructura de la bicicleta permita al niño mantener una posición erguida. Desde una posición de espalda recta, es decir con un ángulo de 90º respecto al suelo, el niño tiene que empuñar los manubrios de goma del manillar con los brazos prácticamente estirados. En lo que se refiere a la posición de las piernas, el niño tiene que sentarse sobre el sillín de la bicicleta y tocar con la planta de los pies totalmente apoyada sobre el suelo en una posición estirada. Es importante señalar que la posición de estirado nunca debe ser al cien por cien, lo recomendable es dejar un margen de flexibilidad para que el peque se sienta cómodo en la conducción.

.Hay algunas bicicletas sin pedales que por su construcción y estructura obligan al niño a mantener posiciones incómodas e inseguras que dificultarán su aprendizaje y lo expondrán a riesgos innecesarios.

También es importante considerar la compra de complementos de seguridad básicos. Es nuestra responsabilidad garantizar la seguridad del peque en el aprendizaje a la hora de conducir una bicicleta, por este motivo, es aconsejable que en la compra de una bicicleta sin pedales consideremos la compra de elementos como casco, rodilleras o guantes. No obstante, aunque los niños hagan uso de estos complementos los papás siempre debemos supervisar la utilización de las bicicletas por parte de nuestros peques con el objetivo de minimizar los riesgos a los que nuestros hijos se puedan exponer.

Por otro lado, inculcar a los niños la utilización de complementos de seguridad en la conducción de las bicicletas ayudará a que el niño se sensibilice con la utilización de elementos de seguridad. Cuando el niño se monte en cualquier otro vehículo o haga uso de otro juguete que requiera la utilización de complementos de seguridad, siempre mostrará más predisposición que un niño que no esté familiarizado con la seguridad

 

Características básicas de la bicicleta

asientos regulables en bicicletas sin pedales

Cuando compramos una bicicleta sin pedales hay que asegurarse de que la construcción de la bicicleta permite regular la posición del asiento. Este tipo de bicicletas está pensado para que la utilicen niños que se encuentran dentro de la franja de edad que comprende los 2 y 5 años.

Esta fase es una de las etapas en las que el cuerpo se expone a una gran cantidad de cambios a nivel físico, por esta razón es una condición obligada en una bicicleta la posibilidad de poder adaptar el asiento a la estatura del niño durante toda esa etapa. Como dijimos anteriormente es necesario que el niño se sienta cómodo en toda la etapa de aprendizaje.

.

También es muy importante prestar atención a los neumáticos de la bicicleta sin pedales. Desde Roda aconsejamos el uso de neumáticos de aire y aconsejamos alejarnos de las bicicletas que vienen con neumáticos tipo “FOAM”. Estos neumáticos están fabricados a partir de una espuma que se deteriora con facilidad y ofrece una conducción muy peligrosa. La rigidez de esta espuma obstaculiza la absorción de la presión que se produce durante la conducción creando un riesgo innecesario y aumentando la posibilidad de que nuestro peque sufra algún daño.

Las ruedas de las bicicletas siempre tienen que estar compuestas a partir de neumáticos de cámara de aire, que son los únicos que garantizan una mínima seguridad a la hora de conducirlas.

Ventajas de las bicicletas sin pedales

Las bicicletas sin pedales los mantienen físicamente activos

la bicicleta sin pedales los mantiene activos

Si intentamos habituar al niño al uso de la bicicleta sin pedales conseguiremos satisfacer la dosis de actividad física diaria que necesitan en estas edades. Todos sabemos que la edad comprendida entre los 2 y 5 años es una etapa en la que el niño se expone a un importante cambio a nivel psicofísico. Po este motivo si queremos que nuestro peque experimente un desarrollo saludable debemos preocuparnos de que se mantengan activos a nivel físico.

Durante la conducción el niño se desplaza a partir de pequeños impulsos que realiza con la fuerza de sus piernas y maniobra el movimiento con la ayuda de sus brazos. Durante todo el ejercicio el niño utiliza la musculatura de sus brazos y sus piernas consiguiendo trabajar de forma integral el tren inferior y el superior.

Asimilación de valores

Cuando los peques se acostumbran a utilizar bicicletas sin pedales poco a poco empiezan a familiarizarse con la práctica de actividades y juegos al aire libre. Esta condición facilita el desarrollo de una predisposición a mantener una vida activa lejos del sedentarismo y potencia las habilidades sociales y comunicativas del niño al mantener una mayor interacción con otros niños con los que juega. Las actividades al aire libre contribuyen a la mejora del estado anímico, y además suponen una forma de canalización del estrés y mejora del sueño.

Si conseguimos que el niño disfrute de un aprendizaje natural conseguiremos que los niños conduzcan sus bicicletas sin pedales de una forma confortable. Esta condición hará que, finalmente, la bici se convierta en su medio de transporte favorito.

Está comprobado que los hábitos que tenemos durante la infancia se proyectan en nuestras rutinas cuando somos mayores, por este motivo los niños que han utilizado bicicletas asiduamente durante su infancia se muestran más predispuestos a prácticas sostenibles como el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo. Una práctica que cada vez se va haciendo más necesaria si queremos reducir el impacto medioambiental que está causando la contaminación en la sociedad actual.

Los peques juegan aprendiendo

Una de las necesidades básicas durante la etapa infantil es conseguir que el niño pueda realice sus fases de aprendizaje de una forma divertida para conseguir captar mantener su interés. Las bicicletas sin pedales es un juguete perfecto para complementar el valor educativo, que queremos transmitir como padres, con la capacidad de mantener al niño interesado en el aprendizaje.

En la primera etapa de aprendizaje, el niño empieza a conducir la bicicleta con el apoyo de los pies en el suelo, de la misma forma que hace cuando camina. La conducción de la bicicleta le resulta muy fácil y asumible porque es una interacción con la que ya está familiarizado. Este es un factor muy importante que potencia la confianza y seguridad que el peque necesita para disfrutar con el aprendizaje.

Cuando los peques empiezan a utilizar sus bicicletas de forma habitual van experimentando una sensación de autoconfianza y autonomía mientras conducen su bicicleta sin pedales e instintivamente esta confortabilidad que sienten induce al niño a practicar diferentes ejercicios para desarrollar el equilibrio. Es importante mencionar, que es un aprendizaje que el niño desarrolla, prácticamente por inercia, sin presiones y sin forzarlo garantizando un aprendizaje más natural y productivo.

De forma gradual observaremos como el niño va ganando la habilidad que necesita para mantenerse de forma estable en la conducción y observaremos una mejora importante a nivel de coordinación. Cuando los peques se acostumbran al uso de bicicletas, desarrollan rápidamente una mejora de su tonificación muscular, tanto a nivel de piernas como brazos, y una agilidad que serán muy importantes cuando pasen a las bicicletas tradicionales de dos ruedas con pedales.

La bici sin pedales es para niños de 2 a 5 años

Cuando los peques alcanzan la edad de los 2 años ya es hora de mejorar su capacidad física relacionada con la agilidad y la coordinación y empezar a potenciar la tonificación muscular de brazos y piernas. También es el momento ideal de trabajar los sentidos fisiológicos del peque como es su capacidad para mantener el equilibrio de forma autónoma y consolidar la percepción que tiene de todo lo que le rodea.

Hay muchos juguetes enfocados en el desarrollo sicomotriz de los niños entre los 2 y 5 años, pero es importante que nos fijemos en la versatilidad del juguete para poder aportar confianza en su uso. En Roda la confección de nuestras bicis sin pedales está enfocada en una simple maniobrabilidad funcional que se basa en el apoyo de los pies en el suelo y en la dirección a partir del giro (controlado) del manillar para conducirlas. Es una funcionalidad muy básica pero muy fácil para el niño, pues la habilidad de caminar ya la tienen asimilada desde que comenzaron a caminar y les facilitará, poco a poco, el trabajo de capacidades físicas más complejas.

Durante la conducción el niño va frenando, maniobrando y desplazándose con la ayuda de sus piernas que es uno de sus partes motoras que mejor controla. De forma gradual va ganando autosuficiencia en la conducción y se va sintiendo cada vez más seguro y cómodo encima de la bicicleta.

A partir de los 5 años, después de la etapa de aprendizaje realizada con bicicletas sin pedales el niño ha asimilado las habilidades de conducción que necesita para pasar a conducir bicicletas con pedales para niños sin necesidad de utilizar ruedines de apoyo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies