Carrito
beneficios de las bicicletas infantiles sin pedales

BICICLETAS SIN PEDALES Y SUS BENEFICIOS

En la primera etapa de crecimiento de un niño es importante conocer los beneficios de las bicicletas sin pedales.

Las bicicletas infantiles son su primer paso:

Las bicicletas sin pedales son de los primeros juguetes con los que los niños  empiezan a divertirse, expirementan la velocidad y les aporta libertad de movimientos e independencia. Con las bicicletas infantiles Roda no es necesario tener que esperar a que nuestros hijos tengan una edad más avanzada para comenzar a gozar de los beneficios que aporta el mundo de la bicicleta en familia.

Si eres un ferviente aficionado al mundo del ciclismo, en el momento que tienes hijos puedes pensar erróneamente que tus días montado en una bicicleta han llegado a su fin, ahora que has cargado con la mochila familiar a tus espaldas donde las obligaciones y responsabilidades han relegado tu querida bicicleta al abandono.
Nosotros queremos animarte a que deseches rápidamente esta idea y empieces a apreciar que el tener hijos pequeños no es, en absoluto, una limitación para que puedas practicar tu deporte favorito.  Te vamos a mostrar algunos de los beneficios de las bicicletas sin pedales  para que puedas  empezar a disfrutar de la bicicleta desde un enfoque más familiar y educativo.

¿Los beneficios de las bicicletas sin pedales en los niños pequeños?

  • Uno de los principales beneficios de las bicicletas en la primera etapa de crecimiento consiste en mantener  a los niños físicamente activos   dotándolos de una mejor condición física y  reduciendo ostensiblemente el estrés. En la actualidad una de las enfermedades más extendida en la etapa  infantil es la obesidad y la diabetes, ambas estrechamente ligadas a un déficit de actividad física. Con el uso de las bicicletas sin pedales los niños consiguen la dosis necesaria de actividad física diaria.
  • El uso de las bicicletas de equilibrio beneficia su salud mental y el aprendizaje: Estudios demuestran que los estudiantes que van en bicicleta a la escuela están más concentrados y receptivos en el aprendizaje. La actividad física mantiene unos vínculos muy estrechos con la la felicidad y el fomento de interacciones sociales.
  • Es una actividad que induce a la práctica del deporte en familia y con amigos. Los niños aprenden a disfrutar jugando al aire libre y potencian sus habilidades a la hora de interactuar con otras personas.
  • Los niños, desde bien pequeñitos, empiezan a asimilar muchos valores relacionados con la conservación del medio ambiente y los sensibiliza en la utilización de la bicicleta como medio de transporte alternativo y más respetuoso con la contaminación medioambiental. El uso de la bicicleta reduce las emisiones de carbono, evita las saturaciones de tráfico de vehículos y elimina problemas de aparcamiento. Menos tráfico y menos contaminación se traduce en comunidades más saludables, más verdes y menos estresantes.
  • El movimiento es el desencadenante que ayuda a desarrollar el aprendizaje y el procesamiento visual de nuestro entorno. Está estrechamente relacionado con la coordinación que existe entre la mano, el ojo y la percepción visual. Los niños, cuando son pequeños, aprenden cuán cerca están de la puerta o de la pata de la mesa justo después de darse un golpe con ella. Las bicicletas infantiles sin pedales aportan al niño la libertad de movimiento que necesita para mejorar sus habilidades cognitivas de forma potencial y desarrolle su percepción visual del entorno significativamente.

Otro de los muchos beneficios de las bicicletas infantiles es la asimilación progresiva de las normas de circulación y seguridad vial. Poco a poco los niños van integrando el enfoque de la bicicleta como medio de transporte, consiguiendo habituar al niño al uso de la bicicleta como un medio de circulación y una forma de desplazarse saludable y muy  respetuosa con el medio ambiente.

¡Monta a tu hijo en una bicicleta!

Toda las guías de la salud recomiendan encarecidamente que los niños deben dedicar como mínimo una hora de actividad física al día. Inculcar el uso de la bicicletas  sin pedales en los niños establece unos valiosos y saludables hábitos de ejercicio que seguramente se integrarán en su personalidad de por vida.

Al principio inculcar estos valores puede no ser una tarea fácil, son muchos factores los que determinan la voluntad del niño para familiarizarse con este tipo de juguete. Cuando son pequeños los niños pueden ser un poco perezosos y es muy probable que según experiencias pasadas manifiesten miedo y reticencias a la hora de montar en bicicleta. Es en estas situaciones, donde nuestro papel de padres responsables de la educación de nuestros hijos, tiene que imponerse en aras de poder aportar a nuestros hijos unos valores educativos y productivos para su desarrollo físico y mental.

bicicletas sin pedales

¿Por qué empezar con bicicletas de aprendizaje?

  • Fácil manejo: en el aprendizaje de la conducción de bicicletas hay dos factores muy importantes que son el equilibrio y el pedaleo. En las bicicletas sin pedales, el niño solamente se centra en mantener  el equilibrio. El niño siempre hace uso de los pies para parar, conducir y dar la vuelta, aportándole control y confianza en la conducción.
  • Desarrollan su fuerza muscular y coordinación: el diseño de las bicicletas sin pedales induce a los niños a utilizar los músculos de los brazos y las piernas en la conducción desarrollando su condicicón física y afinando sus aptitudes motoras de agilidad y coordinación.
  • Son la forma más segura de empezar a rodar en bicicleta: tienen una altura reducida y no pueden ir más rápido de lo que sus piernas empujan.
  • Es una práctica de deporte divertido.
  • Es un juguete fácil de transportar: podemos llevarlo a cualquier lugar y son muy ligeras de peso por lo que una vez nuestro hijo se cansa podemos cargar con ellas de forma fácil y poco costosa.
  • Evitan el uso de ruedas de apoyo cuando el niño pasa al uso de bicicletas de pedales: El trabajo educativo de las bicicletas sin pedales es enseñar al niño a equilibrarse. En el momento que el niño aprende a conducirlas y equilibrarse, pasar a bicicletas de pedales será un progreso fácil y rápido.

LAS RUEDAS DE APOYO…¿REALMENTE AYUDAN A TU HIJO?

bicicletas sin ruedines

La utilización de ruedas de apoyo,hace algunos años era un elemento imprescindible en el aprendizaje de la conducción de bicicletas para niños. Con los años esta tendencia ha ido revirtiendo y cada vez son más padres los que toman conciencia de que el uso de ruedines retrasa significativamente la capacidad y la actitud de aprendizaje del niño.

Con las bicicletas  sin pedales los niños aprenden a montar en bicicleta a partir de un ejercicio y trabajo continuo que tiene la finalidad de mantenerlos equilibrados, mientras que con las bicicletas con ruedines los niños aprenden a montar en bicicleta sin necesidad de realizar el esfuerzo físico de mantenerse equilibrados.

En la conducción, la bicicleta con ruedas de apoyo tiende a vascular hacia un lado manteniendo la bicicleta erguida creando al niño una falsa sensación de equilibrio. Cuando el niño deja la bicicleta con ruedas de apoyo para coger las bicis de pedales convencionales, tiene la dificultad de iniciar un nuevo proceso de desaprender el hábito de conducir bicicletas con ruedas de apoyo, y tener que aprender, nuevamente, a montar en bicicleta utilizando la habilidad de mantener el equilibrio para poder conducirla. Con las bicicletas infantiles los niños empiezan a desarrollar la habilidad de mantener el equilibrio desde el primer día.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies